El Grifo Malvasía Lías 2019, un vino vencedor

Los incondicionales de El Grifo Malvasía Lías ya pueden deleitarse con la cosecha de 2019, fruto de vendimia seleccionada de parcelas de Tinajo. Es, definitivamente, un vino llamado a revalidar los éxitos que le preceden.

LA BODEGA 10/02/2023 REDACCIÓN REDACCIÓN
lias-malvasia-2019-el-grifo-un-vino-vencedor-I-archipielago-gourmet

Los vinos de El Grifo atesoran multitud de medallas y reconocimientos en concursos internacionales, pero si existe uno que se puede catalogar como vencedor absoluto es El Grifo Malvasía Lías. Sus incondicionales ya pueden deleitarse con la cosecha de 2019, fruto de vendimia seleccionada de parcelas de Tinajo. Es, definitivamente, un vino llamado a revalidar los éxitos que le preceden.

Este monovarietal de malvasía volcánica expresa el desarrollo del trabajo sobre lías. Se somete a 7 meses de batonage, que consiste en mantener las lías (levaduras muertas) en suspensión mediante un bastón para aprovechar todas sus propiedades. Se evitan oxidaciones y ayuda a integrar aromas, manteniéndose los afrutados. Como resultado, vinos grasos, complejos y armoniosos. Además, permite una guarda por más tiempo. Finalmente, se desarrolla una crianza en botella de 10 meses.

La bodega más antigua de Lanzarote realiza esta vinificación desde 2010 dado que resalta las características varietales de la malvasía. Y es precisamente este minucioso arte de elaboración el que le imprime una singularidad que es reconocida en diferentes concursos internacionales.

El Grifo Malvasía Lías 2019 destaca por un color amarillo pajizo, con ligeras tonalidades doradas. Limpio y brillante. En nariz se aprecia la intensidad media-alta propia de un vino en evolución. Predominan notas de fruta fresca, cítrica (cáscara de naranja) y tropical (maracuyá, mango) así como de flores (azahar, jazmín, violeta), hinojo, y aromas complejos como el sílex o el pedernal (fósforo). La autolisis de las levaduras recuerda aromas de panadería y levadura, y la crianza en botella aporta frutos secos, miel y caramelo.

En cuanto a boca: volumen, paso largo y untuoso, acidez natural muy marcada, frescura cítrica, notas minerales y ligeramente salinas. Final persistente.

Sin duda, un vino vencedor.

Te puede interesar
Lo más visto