Repunta el consumo de carne local de bovino, caprino y ovino en Tenerife en 2022

Destaca el incremento del consumo en ovino y caprino al ampliarse la demanda de cabrito y cordero.

SECTOR PRIMARIO 03/02/2023 REDACCIÓN REDACCIÓN
carnes-frescas-de-tenerife
Destaca el incremento del 30% en el consumo de carne de cabra (76.868 kilos). I Foto: Carnes Frescas de Tenerife

El consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo de Tenerife, Javier Parrilla, ha informado este viernes de que 2022 se cerró con un notable repunte en el consumo de carne local de bovino, caprino y ovino, motivado, entre otros factores, por el aumento de la demanda y la alta competitividad de las carnes del país.

A nivel global, el consumo de carne local en Tenerife alcanzó los 4.162.653 kilos en 2022, lo que se supone un ligero descenso con respecto a 2021, cuando se contabilizaron 4.272.702 kilos totales (2,5% menos). Destaca, no obstante, el incremento del 17% en el consumo de carne de vaca (1.236.196 kilos), del 30% en el consumo de carne de cabra (76.868 kilos), y del 94% en la de ovino (32.036 kilos). A este respecto el responsable insular puntualiza que, de los 76.868 kilos de producción caprina, 16.887 fueron de carne de cabrito, lo que supone más de 20% del total; mientras que, de los 32.026 kilos de ovino producidos, 13.660 se correspondieron con cordero (el 42%).

"El repunte en el consumo de carne local de caprino y ovino no solo responde al incremento de la demanda por parte de la ciudadanía y las grandes comercializadoras, sino al aumento de establecimientos y carnicerías Kosher, que no consumen ni cerdo ni vaca", explica Javier Parrilla. "Además, en el caso de los sectores ovino y bovino es importante destacar que se han creado nuevas explotaciones, impulsando la oferta de la Isla y dando respuesta a la creciente demanda", añade.

A nivel global, el ligero descenso en el consumo de carne en la Isla responde a la reducción de la producción de carne de porcino (10% menos) y a la caída en el consumo de carne cunícola (3,8% menos).

El consejero insular hace hincapié, sin embargo, en que comparado con el año 2019, el consumo de carne se ha incrementado en casi un 8% (de 3.881.403 a 4.162.653 kilos). "Y todo ello a pesar de estamos atravesando un escenario mundial muy complicado, con un panorama marcado por la crisis sanitaria de la Covid-19 y la inflación de los alimentos, el combustible y la energía como consecuencia de la guerra en Ucrania".

El responsable insular incide, además, en que "las grandes comercializadoras están apostando por la adquisición de carnes frescas de la Isla, no solo por su calidad, continuidad y frescura, sino porque actualmente las carnes locales de cabra y vaca están mejor valoradas y son muy competitivas", concluye.

Te puede interesar
Lo más visto