Vinos blancos de Bodegas Emilio Moro, un sueño de verano

DE INTERÉS 01 de julio de 2022 Por REDACCIÓN
Polvorete, El Zarzal y La Revelía son las tres referencias que Bodegas Emilio Moro elabora en El Bierzo con la variedad godello.
bodegas-emilio-moro

El verano es sinónimo de calor, terrazas, planes, escapadas, reuniones con amigos, celebraciones, eventos… En cada una de estas ocasiones hay algo que no puede faltar: el vino. Y durante la época estival una de las mejores opciones es el vino blanco.

No hay duda de que en nuestro país contamos con una maravillosa riqueza vitivinícola y no hay opción mala, pero, si tenemos que escoger, los que no fallan son los blancos de Bodegas Emilio Moro, elaborados con la variedad godello, autóctona de la zona de Galicia y León, y que están arrasando.

La trayectoria de Bodegas Emilio Moro es de sobra conocida por cualquier amante del vino; es una de las bodegas referentes en la Ribera del Duero con más de 100 años de tradición, pero gracias a sus blancos, se han hecho un hueco en El Bierzo. En una zona única perfecta para hacer turismo, organizar una escapada y disfrutar de la naturaleza coronando la experiencia con una cata de los magníficos godello de Bodegas Emilio Moro en El Bierzo.

bierzo-emilio-moro
Viñedos de Bodegas Emilio Moro en El Bierzo.

Tres colores, tres sensaciones, tres sueños de verano

Su amor por la variedad godello los llevó a embarcarse en este proyecto con la ilusión de elaborar vinos blancos de gran excelencia, algo que han logrado con sus tres referencias: Polvorete, El Zarzal y La Revelía.

Para aquellos que prefieran un vino joven, divertido y desenfadado, Polvorete es su vino. Una referencia que nace para dar a conocer las maravillas de la uva godello a todo el mundo, fácil de disfrutar. De color amarillo verdoso tenue, limpio y brillante transmite notas florales y cítricas en nariz. Es fresco y elegante en boca y su acidez equilibrada da lugar a un vino completo e intenso que nos invita a beber.

El Zarzal 2020, cuya añada ha salido recientemente, tiene una vocación varietal muy evidente sin renunciar a la frescura. De color amarillo pajizo tenue, tiene un brillo en copa inconfundible. En nariz se despliegan las particularidades de la godello en toda su expresión y se pueden encontrar aromas a fruta blanca madura y a fruta de hueso. En boca conserva una frescura y acidez equilibrada, es voluminoso, de paso fácil. El vino perfecto para conquistar a los paladares más exigentes.

Por su parte, La Revelía, es la máxima expresión del carácter varietal de la godello. Complejo, intenso y fino con una personalidad única. Realiza su crianza sobre lías en barricas de roble francés, lo que le otorga volumen y longitud en paladar. Es un vino de color amarillo pajizo intenso, limpio y brillante. Deja notas complejas con matices de fruta madura de hueso y flores secas en nariz y es de trago untuoso donde se marca la acidez propia de la godello.

Tres vinos con tres personalidades muy diferenciadas que transmiten sensaciones únicas y son perfectos para maridar momentos de celebración con amigos, reuniones con familiares o escapadas íntimas en los que el vino se convierte en la guinda del pastel de este verano. Sea Polvorete, El Zarzal o La Revelía, refrescarse con ellos será un auténtico sueño de verano.

Sobre Bodegas Emilio Moro

El origen de la bodega se remonta a 1891, año de nacimiento, don Emilio Moro, de la primera generación, en Pesquera de Duero (Valladolid), enclave privilegiado de la Ribera de Duero rodeado de viñedos. Emilio Moro, abuelo de los actuales propietarios, enseñó a su hijo el amor por el vino, y este, a su vez, lo transmitió a sus hijos. Actualmente es la tercera generación la que se hace cargo de la bodega que posee unas 300 hectáreas de viñedo propio.

La gama de vinos engloba Finca Resalso, que recibe su nombre del viñedo que se plantó cuando nació Emilio Moro, padre de la tercera generación; Emilio Moro, buque insignia de la bodega; Emilio Moro: Vendimia Seleccionada, un tempranillo para cuya elaboración se tienen en cuenta los aspectos más representativos de cada añada; La Felisa, su vino ecológico y sin sulfitos añadidos. Completan sus referencias la gama de Malleolus: Malleolus, Malleolus de Sanchomartín y Malleolus de Valderramiro, que reciben el nombre en honor a los viñedos más antiguos de la bodega, y Clon de la Familia, máxima expresión de la variedad Tempranillo y de los tres tipos de suelo de la Ribera del Duero: pedregoso, arcilloso y calizo. Bodegas Emilio Moro, además, comenzó su proyecto en 2016 en El Bierzo donde, con ya más de 50 hectáreas en propiedad, elabora blancos 100% godello: Polvorete, El Zarzal y La Revelía.

Te puede interesar